Espacio Torrelodones

Trucos para evitar las rozaduras de tus zapatos nuevos

Usa estos trucos para evitar que te rocen los zapatos

Es una escena muy típica de los veranos: nos compramos unos zapatos nuevos para la cena especial o la boda que tenemos y cuando nos los ponemos y llevamos ya un rato con ellos puestos nos damos cuenta de que nos están haciendo una rozadura bien grande ¿Cómo podemos evitarlo?

1.- Cómpralos de tu talla: aunque tengan un precio distinto a la otra talla que te gusta, lo mejor es que te queden como un guante en tu pie.

Por eso lo mejor es no escatimar en gastos y comprarte aquel que mejor le vaya a tus pies. Con esto ya tendrás un gran paso realizado. Si por ejemplo tienes juanetes, cómpralos aún más anchos.

2.- Úsalos antes: otro de los errores más comunes que cometemos al comprar unos zapatos nuevos es sacarlos de la caja donde vienen y, directamente, nos los ponemos para ir a ese evento especial que tenemos. Error.

Lo mejor es que los pruebes unos días antes, dando un paseo o, sencillamente, por el pasillo de tu casa. Así los darás un poco de sí y también sabrás si te hacen daño o no.

3.- Vaselina: si has hecho el Camino de Santiago o has dado alguna caminata larga alguna vez te sabrás este truco. Es tan sencillo como aplicar una fina película de vaselina en los puntos clave del pie, donde sepamos que habitualmente nos rozan.

Eso sí, hay que ponerla antes de ponerte los zapatos, no cuando ya te están rozando o cuando tienes la herida abierta.

4.- Usa tiritas: ahora existen en el mercado unos apósitos llamados Compeed que hacen las funciones de una segunda piel para cuando ya tienes la rozadura hecha. Puede ser una buena solución si no te queda otro remedio, e incluso puedes ponértelos antes para evitar la fricción.

 

Posts relacionados