Espacio Torrelodones

Así es el agar-agar, la gelatina saludable

El agar-agar es un ingrediente que te va a gustar.

El agar-agar es un derivado de tres tipos de algas de diferentes familias y un polisacárido de origen vegetal, rico en fibra, que se utiliza cada vez más en la alta cocina, pero que puede ser un magnífico ingrediente para la tuya.

Es una alternativa llena de propiedades beneficiosas y perfecta para una dieta vegana. Se empezó a usar en el extremo Oriente y gracias a sus diferentes usos se ha popularizado en el resto del mundo. ¿Y para qué sirve? Te explicamos algunos de sus usos culinarios:

Espesante: el agar-agar suele comercializarse en polvo, aunque también se encuentra en hebras. Es ideal para espesar alimentos como pueden ser natillas, cremas, mayonesas o helados. Eso sí, debes hervir el agar-agar durante uno o dos minutos para que se disuelva.

Gelificante: tiene una potencia gelificante diez veces superior a la gelatina neutra de origen animal. Aproximadamente, una cucharadita de agar-agar equivale a seis láminas de gelatina de origen animal. Se suele añadir 1,5 gramos por cada medio litro de líquido, y con ella puedes hacer cuajadas, mermeladas etc.

Gelatina en caliente: el agar-agar gelatiniza a menos de 40º y se mantiene gelatinizado hasta los 65º (las gelatinas neutras de origen animal a partir de los 28º irán perdiendo consistencia), por lo que se pueden gelatinizar platos calientes. Esto te permitirá experimentar creativamente con otras posibilidades culinarias.

Sustituir al huevo: el huevo muchas veces se usa en cocina por sus propiedades espesantes, propiedades que el agar-agar puede sustituir perfectamente. De este modo podrás realizar platos y postres más ligeros.

Combatir el hambre: dada su alta concentración de fibra (un 80%), es un alimento saciante por excelencia. Además, no tiene grasas ni hidratos y está libre de calorías, por lo que es perfecto para dietas. No te eches para atrás y prueba a experimentar con este ingrediente tan increíble y peculiar.

Posts relacionados